Tiempo de Lectura:5 Minutos, 44 Segundos

"Mayflower en el Puerto de Plymouth" por William Halsall, 1882

Y por qué ese bautismo…?

Mayflower (en español traducido como Flor de mayo) es el nombre del barco que, en 1620, transportó a los llamados Peregrinos desde Inglaterra, en el Reino Unido, hasta cabo Cod, ubicado en el territorio del actual Estado de Massachusetts, en los Estados Unidos de América. La historiografía tradicional estadounidense ha presentado a los peregrinos como el embrión de los Estados Unidos aunque los orígenes del país resultan mucho más complejos.

El otro Mayflower, es más actual, el Mayflower Autonomous Ship (MAS) es una iniciativa de base liderada por la organización sin fines de lucro de investigación marina ProMare con el apoyo de IBM y un consorcio global de socios . Trabajando en conjunto con oceanógrafos y otras embarcaciones, MAS proporciona una opción flexible, rentable y segura para recopilar datos críticos sobre el océano. Puede pasar largas temporadas en el mar, llevando equipo científico y tomando sus propias decisiones sobre cómo optimizar su ruta y misión.

 

Vamos desde el principio

En 2016, el cofundador de ProMare, Brett Phaneuf, asistió a una reunión para discutir cómo conmemorar el 400 aniversario del viaje del Mayflower en 1620 .

Constructor de submarinos de oficio y experto en robótica y sistemas submarinos, Phaneuf no apoyaba la construcción de otra réplica. En cambio, sugirió hacer algo audaz, valiente y nuevo: construir un Mayflower para el siglo XXI.

Esta nave futurista estaría impulsada por energía solar, gobernada por IA y desarrollaría una misión global de descubrimiento, diseñada para recopilar datos para ayudar a salvaguardar el futuro del océano. Desde entonces, la búsqueda se ha expandido a un equipo multicultural y diverso en 10 países y 3 continentes y ha inspirado el apoyo de múltiples empresas y organizaciones en todo el mundo.

Y la arquitectura?

En un caso tradicional podríamos hablar del espacio interior, las funciones y la habitabilidad de sus ocupantes…justamente todo lo que NO EXISTE EN ESTE CASO.

El motivo que lo trae por aquí es ser un verdadero banco de pruebas de vanguardia, donde se testean tecnologías en sustentabilidad, inteligencia artificial y automatización. Desarrollos que según las tendencias, luego de su maduración estarán poblando nuestros proyectos arquitectónicos.

"Mayflower en el Puerto de Plymouth" por William Halsall, 1882
 

Más Inteligente que el Capitán Sully

Sin capitán humano ni tripulación a bordo, MAS utiliza el poder de la inteligencia artificial y la automatización para atravesar el océano en su búsqueda de datos y descubrimiento.

El capitán de IA del barco desempeña un papel similar al de un capitán humano. Al asimilar datos de diversas fuentes, evalúa constantemente su ruta, estado y misión, y toma decisiones sobre qué hacer a continuación. Las cámaras y los sistemas de visión por computadora escanean el horizonte en busca de peligros, y los flujos de datos meteorológicos revelan tormentas potencialmente peligrosas. El software de automatización y aprendizaje automático garantiza que las decisiones sean seguras y estén en línea con las regulaciones de colisión.

Los dispositivos periféricos pequeños y livianos proporcionan la potencia de cómputo local suficiente para que el barco funcione de forma independiente, incluso sin conectividad o control remoto. Cuando hay una conexión disponible, los sistemas se sincronizan con la nube, lo que permite actualizaciones y carga de datos.

Si bien ofrece la oportunidad de transformar la investigación oceanográfica, un barco de investigación no tripulado presenta muchos desafíos. MAS necesita comprender su misión general y su destino, pero debe poder actualizar constantemente su ruta para recopilar los datos más valiosos a corto plazo.

El equipo de investigación del Mayflower debe ser ligero, móvil y capaz de funcionar de forma completamente autónoma, incluso en medio del océano, donde no hay conectividad con los sistemas terrestres.

Tecnología Abordo

MAS debe tener un alto grado de tolerancia a fallas y ser lo suficientemente robusto como para soportar las duras condiciones del océano. Los métodos de recolección de muestras también deben automatizarse, y debe haber un equilibrio entre qué análisis realiza el barco en el mar y qué muestras se toman de regreso a la costa para su análisis.

Los equipos de ProMare e IBM están explorando actualmente la aplicación de estos instrumentos científicos y metodologías de investigación en el Mayflower:

  • Un fluorómetro para el monitoreo de fluorescencia y la detección de algas y fitoplancton, importante en los ecosistemas marinos y vulnerable a los cambios en la temperatura y la calidad del agua.
  • Una matriz robótica de muestreo de agua de varias botellas que se utilizará para tomar muestras de agua en áreas interesantes. Las muestras de agua se analizarán más tarde en el laboratorio en busca de microplásticos, plancton, algas y otras características.
  • Un registrador de ruido subacuático RS Aqua PORPOISE y un sistema de hidrófono digital (micrófono subacuático) que se utilizará para la investigación de la población y distribución de ballenas y mamíferos marinos.
  • Sensores oceanográficos para medir la salinidad del agua, la temperatura y los niveles de oxígeno. El conocimiento obtenido de estos dispositivos puede proporcionar una comprensión más detallada de las características del agua del océano y el impacto del calentamiento global a lo largo del tiempo en diferentes áreas de los océanos del mundo.
  • El sistema de navegación por satélite global (GNSS) de alta precisión y las medidas del acelerómetro se utilizarán para medir el nivel del mar y la energía de las olas en mar abierto. Estos datos permitirán a los científicos medir el nivel del mar con un altímetro satelital de verdad desde el suelo, que normalmente solo puede verificarse mediante una red dispersa de mareógrafos costeros, para revelar las corrientes a gran escala y el flujo superficial del océano.
  • El video HD de las olas se combinará con acelerómetros para calcular la energía de las olas en tiempo real, algo que tiene muchas aplicaciones, desde proteger plataformas marítimas y petroleras hasta proporcionar información para instalaciones de energía undimotriz.
  • La tecnología HyperTaste es una ‘lengua’ electrónica asistida por IA desarrollada por IBM Research que permite la caracterización química rápida y asistida por IA de líquidos, como el agua del océano, utilizando combinaciones de muchos sensores en una matriz. Debido a que el dispositivo cabe en la palma de una mano, es fácil llevar HyperTaste a bordo del Mayflower, lo que ayuda a los científicos a analizar la calidad del agua y los niveles de contaminación in situ en el barco.

Podemos ponernos al frente de Tablero de Mando y ver una simulación de los indicadores de la nave, conocer el estado del rumbo, la escora, el cabeceo, las condiciones del océano, potencia de la captación de energía solar, climatología y estado de las baterías. Así como su ubicación en el globo terráqueo. En el mismo sitio se puede pedir que nos notifiquen cuando inicie la travesía. Así que a navegar virtualmente junto al Capitán IA mientras el Mayflower cruza el océano autónoma y sustentablemente. 

Fuente: IBM (https://linkin.bio/ibm)

Perfiles en Redes Sociales