Tiempo de Lectura:2 Minutos, 6 Segundos

“Había que darle un descanso a tanta pasión” rezaba el slogan hace 8 años cuando Buenos Aires se alzaba con el galardón de ser la Primer ciudad en el mundo en tener un hotel temático deportivo, especialmente de fútbol. Era por abril del 2012 cuando se inauguraba el HOTEL BOCA by Design Suites, la cadena que lo administraba.

Como puede leerse en su Wiki:

“Fue diseñado por el arquitecto uruguayo Carlos Ott en 2008 y aunque estaba pensado inaugurarse en 2010, su construcción se extendió los siguientes cuatro años debido a la crisis económica mundial, terminando recién en marzo de 2012. La inauguración fue el 18 de abril de ese año.

El edificio es una torre con basamento que se destaca por su fachada compuesta por dos grandes planos de vidrio curvo —que según Ott representan las piernas de un futbolista durante el juego— y rematada por una punta de color azul que se puede ver a varias cuadras de distancia.

Toda la decoración interior está trabajada en los colores del equipo, y las figuras históricas y recientes del club aparecen retratadas en las puertas de las habitaciones. Además, el hotel tiene un bar, un restaurante llamado “La Boca”, un spa y piscina climatizada.”

Las instalaciones cuentan con 85 suites distribuidas en 17 plantas, acumulando 7.500 m² con un interiorismo característico temático ambientado con los colores y motivos del Club Atlético Boca Juniors. 

Pero, ya lo decía Vox Dei, “todo concluye al fin, nada puede escapar”, y el Hotel Boca no escapó. Hoy se puede ver en el sitio de de la cadena administradora que el otrora símbolo xeneize a sido rebautizado en tono formal y cortés, como DS Buenos Aires.

Por razones mas cercanas a cumplimietos o vencimientos de contratos que por las complicaciones surgidas por la emergencia sanitaria, aunque no puede soslayarse que hayan influído en las decisiones, entró en el recuerdo el único hotel temático de fútbol del mundo, al menos por ahora.

El edificio tendrá una nueva vida. La colorida y personal estética interior va dejando paso una más sobria y estandarizada en la arquitectura hotelera. Las figuras de célebres jugadores boquense dará paso a esquemas de hitos arquitectónicos porteños.

El servicio hotelero seguirá manteniendo el excelente nivel que tenía, sólo que no contará con el extra de la tematización. Al menos por el momento no existen tales perspectivas.

La magia se desvanece. Los carrujes vuelven a ser calabazas. La pasión seguirá latiendo esperando volver a tener un lugar para descansar.

 

 

 

Perfiles en Redes Sociales