Tiempo de Lectura:2 Minutos, 42 Segundos

La Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito representa, desde hace 42 años,  una referencia del estado del arte en el ámbito arquitectónico a nivel regional y con proyección mundial. Pero esta edición número 22 cuenta con un mayor simbolismo, que es evidente desde su enfoque temático, casualmente definido promediando el año pasado como: TRANSFORMACIONES.

La maquinaria de planificación de la Bienal comienza funcionar a los pocos meses que termina la edición previa, allá por los principios del 2019 en este caso. Como nos cuenta la arq. María Samaniego, lo que primero se define es el tema que encausará la futura edición. Cuando  el tema actual fue definido, nada hacía prever que ese significado se multiplicaría, proyectándose en infinitas direcciones y significados. El primer desafío que enfrentaron, cuando las nuevas condiciones sanitarias se presentaron, fue definir si trascendían el estado analógica y evolucionaban en una variante completamente en línea o, como muchos otros eventos congregatorios suspendían o postergaban la edición. La elección de mudar la muestra al formato virtual, es una precisa metáfora de la situación que enfrentan todos los que estan relacionados al ámbito arquitectónico hoy. El desafió de reinventarse,  evolucionar o simplemente sobrevivir profesionalmente a la cantidad de barreras que se levantan ante el ejercicio cotidiano como consecuencia de la la situación sanitaria actual.

Arquitectos, diseñadores, desarrolladores, constructores, todos se enfrentan al dilema de volver a desarrollarse profesionalmente pero las condiciones han cambiado (y siguen mutando) dejando el entorno conocido en una niebla de prematura. Paralelamente tales actualizaciones digitales forzadas y la repentina masificación de ofertas en línea no tan trabajadas conspiran contra la calidad de los resultados. Ese aspecto no pasa desapercibido a los organizadores de la Bienal que redoblan esfuerzos por no perder su esencia y valores propios de la interección social analógica a costas de la omniprescencia y globalidad digital. Queda expresamente claro cuando María Samaniengo, cofundadora del estudio de Arquitectura X, Presidenta de Docomomo Ecuador, Vicepresidenta del Colegio de Arquitectos de Pichincha y Presidenta  de la Bienal Panamericana de arquitectura de Quito, con quien pude tener otra “ENTREVISTAdeENTRECASA“, recalca que “la Bienal en línea no será un webinar más”. Haciendo referencia a la voluntad de rescatar la posibilidades de intercambio que han logrado generar en las o transmitir las ideas y reflexiones de los más destacados referentes de la profesión a traves de las conferencias magistrales  charlas magistrales y los conversatorios.

Tambien me cuenta que “la primera bienal organizada en 1978  por y desde el colegio de  arquitectos de Pichincha era una bienal a nivel  regional andino y tuvo menos de 100  participantes, fueron 3 días, 100 asistentes  y 40 proyectos que participaban en el  concurso. Mientras que la  bienal pasada del 2018 tuvimos 2200 asistentes diarios al seminario académico, tuvimos 660 proyectos participantes y casi 50 invitados entonces, dando  la idea de cómo ha crecido  el evento.”

Aqui pueden repasar nuestra charla y mientras repasan los audiovisuales de promoción de la muestra:

 

O tambien puede disfrutar el podcast para desgranar la charla mientras visitan el sitio de la #BAQ2020 para inscribirse y chequear la agenda

 

Nos vemos en la @Bienalquito  del 9 al 20 de Noviembre!!!

 

 

Perfiles en Redes Sociales